Blog

Ventura!

Por Ernesto Borda.

Ventura! Gritó desde la proa Santiago Teherán mientras terminaba de levar el ancla. Muriendo de curiosidad indagué sobre la palabra y su uso en la jerga de los marineros del Caribe -entre los cuales Santi se destaca por su jerarquía-.  Aprendí que el término, así pregonado, advierte al capitán que el navío queda desde entonces “expuesto al porvenir”.

Acaso, “jugado a su suerte”, o “a merced del destino”?… No. He entendido con los años que, para quien respeta el mar, tales interpretaciones son inadmisibles. En la mente de un navegante, que merezca ese título en realidad, ventura significa “libres, con la embarcación a punto y la tripulación dispuesta! listos para sortear lo que sobrevenga!” Y así, con la exclamación.

Al concluir hoy un intenso trabajo de estrategia en La Guajira, con un grupo de profesionales enfrentados a grandes desafíos, evité el consabido “buen viento y buena mar”, que hace parte de los deseos, y evoqué “ventura!” como el más importante de mis consejos.

15 de diciembre de 2015

Albania, Guajira