Blog

En Julio de 1996, Mauricio Bernal trajo desde Cartagena hasta Tominé el velero Plátano, un Snapdragon que había navegado hasta el Caribe con sus anteriores dueños